¿ Es bueno crujirse los huesos uno mismo?

 

Queremos dar respuesta a una pregunta que escuchamos muy a menudo en nuestra consulta. Muchos pacientes nos preguntan si es beneficioso que ellos mismos se crujan los huesos, y para contestar a esta pregunta haremos un símil comparando la región cervical y sus 7 vértebras  con 7 albañiles en una obra.

Como en todos los trabajos siempre hay trabajadores que destacan más que otros, se esfuerzan más, son más productivos y eficaces y otros que trabajan siguiendo la ley del mínimo esfuerzo. Pues  bien, imaginemos en esta comparativa que las vértebras C5, C6 y C7 suelen ser las zonas trabajadoras y C1, C2 y C3 las zonas más vagas. Cuando nos manipulamos nosotros mismos el cuello, generalmente actuamos sobre la zona hipermóvil o, lo que es lo mismo, estamos pidiéndole  que trabajen más a los albañiles que ya de por sí trabajan mucho.

Esto a corto plazo parece que nos brinda un poco de alivio, pero lo cierto es que a medio y largo plazo vamos a tener una serie de problemas a ese nivel como por ejemplo hernia C6-C7, cambios degenerativos precoces, etc. Por eso mismo, cuando nos ponemos en manos de un profesional,  no vamos a forzar  la zona que ya trabaja, sino que vamos a ordenar a la zona hipomóvil (los obreros más flojos) que se pongan en marcha y que echen una mano. De este modo y entre todos los albañiles la obra se realizará más eficientemente y eficazmente. Se reparten las tareas y las cargas y buscamos siempre el equilibrio.

Por lo tanto, NO es conveniente crujirse uno mismo los huesos y debemos siempre ponernos en manos expertas para determinar con exactitud qué zona es la que está fallando y qué zona debemos desbloquear.

¡No juegues con tu salud y déjate ayudar por profesionales!