La buena fisioterapia

En el artículo que publicamos hoy queremos centrarnos en 2 cosas:

La primera es volver a recordar la importancia de hacer una buena y completa historia clínica y una buena exploración. En Cirtema dedicamos el tiempo suficiente a preguntar por ciertos aspectos importantes del motivo de consulta de nuestros pacientes: cómo empezó..? desde cuándo…?dónde duele…?cómo duele..?

También es necesario preguntar por accidentes, golpes y operaciones aunque a priori no tenga que ver con el motivo de consulta o haya sucedido hace muchos años (el cuerpo es el mismo y los tejidos no olvidan).

La exploración, tanto en estático como en dinámico también es de vital importancia, porque de esta forma podremos recibir información de las distintas estructuras del cuerpo (músculos, huesos, cápsula articula, etc)

Todo ello forma parte y debería ser realizado en la primera sesión de nuestro paciente y puede llevarnos, si se hace correctamente, a la total resolución del problema y por tanto al éxito de nuestro tratamiento.

Pero si bien es cierto que todo esto es importante, más importante aún es saber CUANDO NO PODEMOS AYUDAR A NUESTROS PACIENTES Y HAY QUE DERIVARLO A OTRO PROFESIONAL.

Todos los profesionales de la salud deberíamos colaborar por el bienestar de nuestros pacientes y tener claro cuáles son nuestras competencias y aceptar el papel y el rol de cada uno en una patología: así por ejemplo, si nos viene un paciente deportista con una torcedura de tobillo, sabemos que el médico se encargará de ajustar la medicación analgésica y antiinflamatoria y actuar en caso de una fractura. Nosotros los fisioterapeutas- osteópatas nos encargaremos de que todas las estructuras de alrededor funcionen correctamente y daremos movilidad a aquellas otras que no lo hagan. El podólogo podrá ajustar una plantilla acorde a su forma de pie y a su forma de caminar, el oculista regulará y corregirá cualquier déficit en la vista que haga que nuestro paciente no sitúe correctamente y eficientemente el cuerpo sobre el terreno y el medio externo…y así sucesivamente.

Por ello, pongámonos en manos de profesionales que entiendan nuestra salud de forma holística y que sepan colaborar con otros profesionales. En CIRTEMA os queremos ofrecer esto y mucho más porque “El que cree que cuesta caro un profesional no sabe lo caro que cuesta un incompetente”