Me acabo de torcer el tobillo ¿qué hago?

martes, 26 de junio de 2018

El esguince de tobillo es una de las lesiones mas frecuentes que trabajamos en nuestra día a día en clínica y tiene mejor pronóstico cuanto antes empecemos a trabajar sobre ella, por lo que es interesante acudir a tu fisioterapeuta de confianza para que valore y empiece a trabajar la lesión.

 

Reglas de Ottawa

Lo primero de todo es descartar que exista fractura y para ello aplicamos unas pautas conocidas como las reglas de Ottawa.

Posteriormente debemos estimar la gravedad de la torcedura, así estaremos ante un grado 1 cuando los ligamentos se han sobreestirado sin inflamación importante, un grado 2 cuando hay una rotura parcial del ligamento que suele acompañarse de hematoma e inflamación y un grado 3 cuando el hematoma y la inflamación nos impiden por completo apoyar el pie.

 

 

 

Una vez diagnosticado el grado debemos trabajar cuanto antes haciendo técnicas de drenaje linfático y venoso para descongestionar el edema y realizar técnicas de movilización sobre la articulación tibio peroneo astragalina y subastragalina para intentar evitar el bloqueo articular. En las primeras 48-72 horas fuera de clínica se debe aplicar el protocolo RICE ( REPOSO HIELO COMPRESION Y ELEVACION) del tobillo afectado para mantener la inflamación controlada y podremos acompañarnos de un vendaje funcional que limite el movimienyo lesivo (habitualmente la inversión) para no estirar mas la zona ligamentosa.

Conclusión: frente a lo que nos propone la medicina habitualmente de inmovilizar el tobillo, nosotros proponemos una movilización precoz de articulación y drenaje de la misma desde el primer minuto, ya que así evitaremos la atrofia muscular, generaremos una cicatriz ligamentosa flexible y todo ello nos reducirá el tiempo de recuperación, evitando así secuelas crónicas como la inestabilidad y la debilidad de dicha articulación.