Cólico del lactante

valoración corporal integral

El cólico del lactante en lo que concierne a la Osteopatía no es más que la suma de un conjunto de disfunciones mecánicas, viscerales y neurológicas, que juntas conforman el llamado cólico del lactante y por separado podría ser estreñimiento, regurgitación, reflujo, gases, inmadurez digestiva, dolor de barriga, endurecimiento o inflamación, diarrea…

 Todo este tipo de disfunciones de tipo digestivo se pueden resolver con Osteopatía Pediátrica.

¿CUANDO HABLAMOS DE CÓLICO DEL LACTANTE?

Se considera que un lactante sufre de cólicos cuando presenta el siguiente cuadro:

“Episodios de llanto intenso y vigoroso al menos 3 horas al día, 3 días en semana durante al menos 3 semanas en un bebé sano y bien alimentado”, pero también pueden aparecer periodos de inflamación o endurecimiento intestinal, estreñimiento y otros síntomas digestivos que no tienen que perdurar 3 semanas para que nuestro bebé este sufriendo y necesite la ayuda de unas manos expertas en Osteopatía Pediátrica de tu profesional de Cirtema.

cólico del lactante
Tratamiento Osteopático en el cólico del lactante

Se sabe que son cólicos puesto que producen dolor abdominal acompañado de contracciones espasmódicas del intestino. El cólico en el lactante se presenta con un llanto intenso, sin causa aparente, más frecuente a últimas horas de la tarde, y que suele aparecer en un lactante sano entre el nacimiento y los cuatro meses de edad.

Los bebés adoptan una posición característica, apretando los puños, cara enrojecida, el bebé tiene muchos gases, está incomodo, estomago distendido o hinchado, ruidos en la tripa, arquea la espalda y eleva las rodillas hacia el abdomen muy frecuentemente para intentar disminuir la tensión y con ello disminuir la sintomatología. A pesar de ser un trastorno benigno y transitorio, crea mucha frustración en la familia puesto que la solución que les suelen dar en muchos casos (farmacológica y dietética) es insuficiente y esperar a que los cólicos se pasen, se puede hacer interminable pues el bebé puede llorar de forma inconsolable durante horas sin que nada pueda calmarle.

Se entiende que el cólico del lactante desaparece en el tercer o máximo cuarto mes de edad del bebé, pero nos siguen trayendo bebés de cinco y seis meses con claros signos de cólico del lactante. Estos bebés, en la mayoría de los casos, llevan sufriendo dolores y espasmos desde poco después de nacer.

¿QUÉ CAUSA EL TAN TEMIDO CÓLICO EL LACTANTE?

Las causas de este trastorno son variadas, no hay una única causa, ni se sabe al 100% cuales son las causas. Los autores refieren una suma de causas; inmadurez del sistema digestivo y nervioso, madres fumadoras, la ansiedad prenatal materna, el exceso de cortisol (hormona del estrés) lo que hace cambiar las bacterias intestinales del bebé que no van a ser sanas y le van a impedir procesar bien el alimento, sensibilidad a la proteína de la vaca, tanto si es la leche de formula la que tiene proteína vacuna o si la leche de vaca es tomada por la madre (lácteos y productos derivados). Patrones de succión descoordinados debido a alguna alteración en el paladar o en la lengua que le impida succionar correctamente. Déficit en el crecimiento del NERVIO VAGO (cuando el bebé está mucho tiempo encajado en la pelvis de la mamá, cuando nace postérmino, más de la semana 40, cuando la pelvis de la mamá es estrecha, cuando es un parto excesivamente largo o instrumentalizado o al propio parto en sí) cesáreas de emergencia, disfunciones torácicas, pélvicas y abdominales, lo que pueden provocar es un pinzamiento del NERVIO VAGO en el agujero rasgado (situado a ambos lados de la nuca).

¿CÓMO ABORDAMOS EL CÓLICO DEL LACTANTE DESDE CIRTEMA?

En Cirtema nuestro experto en Osteopatía pediátrica Luis Miguel Navarro trazará un tratamiento único y personalizado para cada bebé, pues cada bebé puede presentar una combinación de síntomas diferentes y no todos los bebés lo padecen de la misma manera. Por ello, debe ser evaluado y tratado de forma personalizada. Tras el estudio de su caso clínico (como resultado de una anamnesis exhaustiva) y de la intensidad de los síntomas, de cómo aconteció su gestación y nacimiento, cómo transcurrió el parto, revisión de la alimentación del neonato y su madre, supervisión y corrección de la succión del bebé y liberación del nervio vago en todo su recorrido, se llevará cabo una exploración y tratamiento global del bebé con técnicas manuales

Las maniobras que se utilizarán provienen de la Osteopatía visceral y craneal, y adaptadas al cuerpo del bebé, utilizando unas presiones justas para que no entrañe ningún riesgo para los pequeños.

El cráneo del bebé habrá sido comprimido por el paso del canal del parto. Lo que puede provocar que presente alteraciones óseas, compresiones nerviosas y tensión de membranas dando lugar a distintas disfunciones digestivas.

En el caso de la estructura visceral, trabajaremos desde el diafragma para normalizar posibles irregularidades del mismo que también pueden haber sido provocadas por la compresión recibida en el momento del parto. Regularemos el peristaltismo (contracciones del tubo digestivo) de las estructuras intestinales, el recorrido del colon e intestino delgado. Valoraremos el estómago y sus esfínteres, el cardias y píloro y, de esta forma, lograremos mejorar el reflujo gástrico o regurgitación, asociados al cólico del lactante. También puede ocurrir que los esfínteres del bebé que vacían los ácidos pancreáticos y biliares al duodeno se encuentren más cerrados de lo conveniente provocando dificultades para digerir los gases de la leche.

Posteriormente se indicará una frecuencia de tratamiento según se vaya observando la evolución del paciente y el número de sesiones requeridas para ayudar a restaurar los procesos digestivos. Los resultados dependerán también de una identificación prematura de los síntomas por parte de los padres y de cuando empiece el tratamiento.

Aquí podéis leer mas sobre una Evaluación del impacto de la osteopatía craneal para el alivio del cólico infantil. Y recordar que, no es lo mismo tratar a una persona de 80 años de 90 kilos que a un bebé prematuro de 7 meses que pese 2 kilos. por ello las maniobras craneales en Cirtema generan la misma fuerza que una mariposa ejerce en una hoja cuando se posa y, en las técnicas abdominales podemos llegar a profundizar hasta 2cm. siempre con mucha sensibilidad y observando la reacción del bebé, siempre con su permiso y colaboración y nunca forzándolo pues la técnica osteopática está gobernada por una aplicación inteligente del sentido del tacto, que genera bienestar y relajación en los pequeños.

Por todo ello y por el carácter preventivo de los tratamientos en Cirtema, aconsejamos a todas las familias que nos visiten y conozcan a nuestro osteópata especializado en pediatría. Que acudan tan pronto como les sea posible para constatar que todas las estructuras y funciones de sus bebés están óptimas para desarrollarse y crecer correctamente o para detectar y corregir cualquier posible disfunción o patología, que de no identificarse precozmente podría ser más seria en un futuro.

Comparte esta entrada:

Más para explorar:

PLAGIOCEFALIA POSICIONAL

PLAGIOCEFÁLIA POSICIONAL La plagiocefalia posicional, es la malformación (asimetría) de la cabeza (cráneo) ocasionada por una presión constante ejercida en una misma región de ésta. Plagiocefalia significa literalmente (cabeza oblicua).

Ir arriba

Te contactamos