Condromalacia Rotuliana

La condromalacia rotuliana, también llamada síndrome del dolor femoro-patelar o síndrome de hiperpresión rotuliano es una lesión que afecta al cartílago que se encuentra en la cara posterior de la rótula. La condromalacia rotuliana se origina por un exceso de fricción o rozamiento crónico de dos superficies óseas (fémur y rótula). La pérdida o desgaste del cartílago que protege y recubre ambas estructuras va a originar una lesión muy limitante y dolorosa.

Se da con mucha frecuencia entre adultos jóvenes deportistas, especialmente deportistas como jugadores de baloncesto, voley, fútbol, ciclistas, karatecas, tenistas, remeros, bailarines de ballet y corredores. Alpinistas y jugadores de rugby son propensos a sufrir esta enfermedad debido a los esfuerzos y pesos que realizan las rodillas en esas actividades, aunque también en personas sedentarias que fuerzan las rodillas.

Podemos clasificarla en diferentes grados:

condromalacia rotuliana

  • Grado I: cambios leves en el cartílago.
  • Grado II: zonas con fisura.
  • Grado III: fisuras más profundas.
  • Grado IV: El cartílago articular desaparece.

Entre las causas más frecuentes encontramos:

  • Impactos directos sobre la rótula de alta intensidad.
  • Desequilibrios musculares en miembros inferiores (cuádriceps, isquiotibiales, tríceps…)
  • Desalineación de la pelvis (mala dinámica entre ilíaco y sacro).
  • Disfunciones articulares a nivel de cadera, rodilla y tobillo.
  • Una lesión aguda de la rótula La fricción crónica entre la rótula y la articulación del fémur al mover la rodilla
  • Alteraciones en la alineación de la rótula
  • Procesos de tipo degenerativo
  • Traumatismos
  • Sobrepeso
  • Sinovitis de larga duración
  • Pronación del pie
  • Antecedentes genéticos.
  • Otras causas como artritis reumatoide, infecciones locales, etc.
condromalacia rotuliana

¿Qué síntomas encontramos en esta lesión?

  • Dolor inespecífico que aumenta al sentarse y también al bajar escaleras.
  • Sensación de fricción al extenderse la rodilla.
  • Crujidos, chasquidos al realizar la flexo-extensión.
  • Sensación de inestabilidad.
  • Dolor al extender la rodilla después de estar un tiempo con esta flexionada.
condromalacia rotuliana

Las personas que padecen esta enfermedad refieren un dolor mal definido, sordo, en la parte delantera de la rodilla, por detrás de la rótula, que empeora al bajar escaleras y con una flexión prolongada. Otro síntoma común es la crepitación o sonido que produce la rodilla al flexionarla. Algunas personas describen un bloqueo de la rótula, la sensación de roce al mover la rodilla o presentan inflamación.

¿Cuál es el tratamiento en esta lesión?

El tratamiento de fisioterapia de la condromalacia rotuliana se basa principalmente en calmar el dolor y reducir la sintomatología en función del grado de lesión que padece el paciente. Dependiendo del grado de desgaste del cartílago y de la irritación, inflamación que acompañe, debemos descongestionar la zona usando técnicas de drenaje, crioterapia o el uso de corrientes analgésicas. Paralelamente a esto debemos ajustar y alinear a través de manipulaciones articulares las estructuras disfuncionales.

Debemos educar a nuestro paciente para que realice una batería de ejercicios de potenciación de miembros inferiores, especialmente, vasto interno del cuádriceps, que suele ser el más débil y el que nos va a ayudar más en la realineación rotuliana. Por último, a través de un trabajo de propiocepción daremos mayor estabilidad a la rodilla y asentaremos una correcta biomecánica global.

Cuando la terapia no funciona en casos extremos, se realiza la cirugía.

Artroscopia: durante este procedimiento, el médico inserta un artroscopio, un dispositivo de lápiz delgado equipado con una lente de la cámara y la luz, en la rodilla a través de una pequeña incisión. Los instrumentos quirúrgicos se hacen pasar a través del artroscopio para eliminar los fragmentos de cartílago dañado.

Realineación: en los casos más graves, puede ser necesario operar la rodilla para realinear el ángulo de la rótula o aliviar la presión sobre el cartílago.

Desde Cirtema ofreceremos un estudio exhaustivo de su historia clínica buscando siempre la causa real que ha provocado esta patología y trazaremos un tratamiento personalizado, junto con la práctica de ejercicios rehabilitadores guiados, estudio de los deportes más adecuados para potenciar las estructuras relacionadas y de aquellos menos lesivos y que actúen en prevención de nuevas recaídas, recomendación de una alimentación saludable y una buena hidratación que evite el sobrepeso, entre otros.

En consulta constatamos como la condromalacia rotuliana es una lesión compleja en la que son varios los factores que van a participar en el mayor o menor desgaste y por consiguiente en la sintomatología, por ello recomendamos encarecidamente trabajar cuanto antes en la rehabilitación de esta lesión, consulta a tu fisioterapeuta-osteópata y ponte en buenas manos.

Hay que recurrir al tratamiento invasivo, quirúrgico, cuando el tratamiento conservador no de resultados positivos. Antes de la cirugía y después de la misma, la fisioterapia tiene una función destacable.

Comparte esta entrada:

Más para explorar:

PLAGIOCEFALIA POSICIONAL

PLAGIOCEFÁLIA POSICIONAL La plagiocefalia posicional, es la malformación (asimetría) de la cabeza (cráneo) ocasionada por una presión constante ejercida en una misma región de ésta. Plagiocefalia significa literalmente (cabeza oblicua).

Ir arriba

Te contactamos